lunes, 19 de noviembre de 2012

Para pensar...

Hoy un texto sobre las maestras de educación infantil para reflexionar y sonreír :)


Cuando digo que soy Maestra de Infantil la gente, en general, responde con un Ahhh tan soso que me gustaría exclamar:

- ¿Dónde, aunque siempre me vista de la misma manera, me diran que mi vestido es bonito?
- ¿En qué sitio, sino allí, me abrazaría un apuesto jovencito y me dirá que me quiere?
- ¿Dónde eres tan importante que hasta le has de limpiar los mocos a la estrella del desfile?
-¿En qué otra parte olvidaría mis penas porque tengo que atender tantos arañazos, cocos y corazones afligidos?
- ¿Quién recibe más flores que yo?
- ¿Dónde más podría guiar en la escritura de las primeras letras, una manita que quizás algún día escriba un libro?
- ¿En qué otro lugar recibiría el regalo de sonrisas?
- ¿En qué otro sitio me harían un retrato gratis?
- ¿En qué lugar mis palabras causan tanto asombro?
- ¿En qué trabajo, cuando faltas dos días, te reciben con los brazos abiertos?
- ¿Dónde puedes ver en primera fila la ejecución de grandes obras de arte?
- ¿Dónde conservaría en alma jóven sino en medio de un grupo, cuya atención es tán efímera, que siempre debo tener a mano una caja de sorpresas?
- ¿En qué otro sitio derramaría lágrimas porque hay que dar por terminado un año de relaciones felices?


¡Me siento grande trabajando con pequeños! 

4 comentarios:

  1. Para mi sois heroes y heroinas. Meterse en una clase con un puñado de niñ@s de lo mas variopinto no me parece que tenga que ser nada soso, creo que esa mas bien un gesto de valentia, y ademas, conseguir que aprendan, una hazaña!!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito!!Y de soso nada,quien piense que es soso que pruebe a trabajar con niños al menos un día,cada minuto es una historia diferente repleta de imaginación y...paciencia,jajaja.Un saludo!!

    ResponderEliminar